Nosotros      Publicidad

Ventajas de usar una Smart TV

Cada vez son más las personas que cuentan con una Smart TV en sus hogares. Y es que sin duda, las posibilidades que ofrecen estos televisores hacen que merezca la pena dar el salto cuanto antes. A continuación vamos a dar toda la información necesaria sobre las Smart TV, su uso y sus ventajas.

¿Qué es una Smart TV?

Smart significa inteligente en inglés, por lo que podríamos decir que una Smart TV es un “televisor inteligente”. Se trata de un dispositivo que tiene acceso a Internet, por lo que además de ver los canales de televisión, permite navegar por la red, ver series y películas a la carta, jugar a juegos virtuales, escuchar música y mucho más. Así pues, en una Smart TV se une lo más interesante de los televisores de toda la vida y de Internet.

Dependiendo de la marca y del modelo, contará con un sistema operativo que nos dará acceso a unas u otras opciones. Según estas características y otras, como el año de fabricación, podremos instalar una serie de aplicaciones. Pero en prácticamente todas las Smart TV se pueden ver vídeos en streaming, y utilizar YouTube.

¿Qué hace falta para disfrutar de una Smart TV?

Para sacar todo el provecho a una Smart TV es necesario contar con una conexión a Internet adecuada. A la hora de ver películas de alta definición en plataformas de stream, hay que tener una conexión a Internet rápida y de fibra óptica, ya que esto evitará problemas de latencia en la transferencia de datos.

Además, si no se cuenta con una conexión con suficiente potencia, será complicado utilizar la Smart TV y otros dispositivos conectados a la red sin que no haya problemas. A esto hay que añadir que las caídas en la red harán que no podemos utilizar la Smart TV más allá que como un televisor convencional.

Por suerte, hoy en día es fácil contratar una conexión por fibra óptica, ya que se puede hacer vía online con la instalación del router de fibra incluida. La velocidad necesaria para ver películas sin interrupciones debe estar entre 100 y 300 mbps.

Después de ponerte en contacto con la compañía, el instalador vendrá a tu casa y te dejará el router ya funcionando y con acceso a Internet. Además, un buen contrato de fibra óptica suele incluir tarifa plana, para que descargues todo lo necesario.

También se suele ofrecer un servicio simétrico, que significa que tu conexión tendrá la misma velocidad de subida y de bajada. Una vez contratada e instalada, ya puedes conectar la fibra óptica a tu Smart TV y empezar a disfrutar de todas las ventajas que ofrecen estos dispositivos.

Si se aconseja contratar fibra óptica es porque este tipo de conexión tiene una serie de ventajas importantes:

  • Su velocidad de transmisión de datos es muy rápida, permitiendo descargar archivos grandes en poco tiempo.
  • Tiene un excelente ancho de banda, que consiste en la cantidad de información que se puede enviar en una misma unidad de tiempo.
  • Elimina las interferencias típicas de las redes inalámbricas, ya que evita las injerencias electromagnéticas que provocan bajas de velocidad, cortes de conexión, etc.
  • Mejora la calidad de vídeo y de sonido, lo que permite por ejemplo realizar unas videoconferencias sin interrupciones.
  • Es una red segura, en la que no nada fácil el robo o intervención de datos.

Ventajas de contar con una Smart TV

Tener una Smart TV conlleva toda una serie de beneficios en el hogar. Uno de ellos es que permite navegar a través de Internet, utilizando el navegador integrado en el televisor para ver redes sociales, entrar en páginas web, etc. Todo ello sin necesidad de acceder a un ordenador ni a otros dispositivos.

Por otro lado, las Smart TV están siempre actualizadas, gracias a que en ellas se realiza constantemente una serie de actualizaciones que hacen que estén al día siempre. Y además, las Smart TV integran aplicaciones con contenidos exclusivos como HBO, Netflix o Prime Video, lo que permite disfrutar de gran cantidad de series, documentales, etc., de forma muy fácil e intuitiva.

Cabe destacar también que las principales cadenas de televisión tienen aplicaciones que dan la posibilidad de volver a ver un programa o serie incluso días después de su emisión. Esto es una gran ventaja por ejemplo para aquellas personas que desean seguir un programa, pero sus horarios se lo dificultan.

Utilizar una Smart TV con asistentes de voz

Una de las posibilidades que ofrecen las Smart TV en la actualidad es su uso mediante asistentes de voz como Google Assistant, Alexa o Bixby, entre otros. Lo cual hace que su uso sea aún más práctico y sencillo.

Y afortunadamente, configurar estos dispositivos para utilizarlos mediante un asistente de voz es un proceso rápido y fácil. Tan solo hay que conectar el asistente al a red Wi-Fi, e instalar en el Smartphone la aplicación del asistente de voz. A continuación se añadirán los dispositivos que se deben conectar en la aplicación de la Smart TV del televisor, y finalmente se vincularán los asistentes de voz.