Nosotros      Publicidad

Robótica colaborativa: Tendencias para el futuro próximo

Robótica colaborativa: Tendencias para el futuro próximo

A medida que la digitalización avanza en las industrias y empresas, la robótica colaborativa se convierte cada vez más en una clara tendencia de estos vitales sectores de la economía mundial. Y es que gracias a los avances que ha habido en este importante sector tecnológico, sus ventajas no solo se observan en la automatización y flexibilidad, sino también en una mayor productividad, seguridad y rentabilidad.

De hecho, la adopción que ha tenido la robótica colaborativa no ha dejado de crecer en estos últimos años. En efecto, de acuerdo con las cifras que maneja la Federación Internacional de Robótica (IFR en sus siglas en inglés), la tasa de adopción anual se ubica en un 40 %. ¿Qué se espera del campo de la robótica colaborativa en los próximos años? Analicemos a continuación cuáles son las principales tendencias de este sector tecnológico.

Crecerá su adopción en otros segmentos del mercado

Actualmente, las empresas y las industrias son los sectores de la economía que más han incorporado sistemas robotizados en sus áreas de producción / distribución. No obstante, otros sectores como lo es, la agricultura y la construcción han estado adoptando robots colaborativos en los últimos años. Esto ha permitido que la programación y la puesta en marcha de estas innovadoras tecnologías se hayan simplificado. Por ende, la curva de aprendizaje para configurar los robots colaborativos se ha disminuido notablemente.

Robots más inteligentes y adaptables

Robótica colaborativa: Tendencias para el futuro próximo

Una de las principales razones por la que la robótica colaborativa no gozaba de mucha popularidad era precisamente porque carecía de destrezas para superar obstáculos. Esto en muchos aspectos terminaba afectando la productividad en las empresas e industrias, ya que se debía invertir tiempo y recursos en reprogramar los robots a fin de que pudiesen tomar ciertas decisiones básicas por sí mismos.

Pero eso ya quedó en el pasado, pues la industria robótica ha sido una de las que más ha avanzado en abrazar la IA. De hecho, los actuales robots colaborativos pueden realizar muchas actividades de manera autónoma y armónica con otros empleados. Esto ha permitido mejorar drásticamente la productividad y reducir los costes, ya que los robots son empleados en áreas complejas o con mucha carga de trabajo.

La automatización en el Picking

Dado el “boom” que están experimentando las tiendas digitales y la modalidad de venta tipo dropshipping, los grandes comercios se ven cada vez más en la necesidad de optimizar sus sistemas de preparación y empaquetados de pedidos (Picking). En este punto, la adopción de la robótica colaborativa se hace cada vez más imprescindible dada la ventaja que esta tecnología aporta: la automatización.

Al automatizar las áreas de picking, los robots hacen todas las arduas tareas en cuanto a la búsqueda de productos, su empaquetado y envío a las estaciones de distribución del almacén. De hecho, actualmente grandes comercios electrónicos, como lo es el gigante Amazon, han robotizado prácticamente todas sus áreas de picking.

Se minimizan los riegos en el manejo de materiales

Gracias a la automatización que proporciona la robótica colaborativa, numerosas empresas e industrias han aumentado su nivel de seguridad, ya que el abordaje de materiales y todo lo que ello implica (traslado, almacenamiento, ordenarlos, etc.) lo efectúan los robots. Esto ha permitido un aumento también en los niveles de optimización y productividad en áreas de almacenaje, transporte y líneas de producción.