Nosotros      Publicidad  

Los préstamos rápidos suben en España

Los hábitos bancarios e hipotecarios de los ciudadanos están cambiando. Si tradicionalmente las familias han buscado hipotecas a largo plazo o créditos con un largo listado de condiciones, ahora la tendencia se encamina hacia los préstamos rápidos de requisitos flexibles. Este tipo de activo financiero está ganando protagonismo y así se aprecia en portales de referencia del sector como CashEddy.es.

Los datos así lo reflejan. Los estudios más recientes apuntan a que la búsqueda de créditos rápidos ha subido entre un 35 y un 50 por ciento durante el último año. Es un dato demoledor sobre el cambio de hábitos de la sociedad, que ven en esta idea su mejor opción para hacer frente a los gastos más inmediatos o como camino para realizar inversiones a corto y mediano plazo. Las hipotecas, principal fórmula de financiación para familias, han perdido peso respecto al total de dinero prestado por los bancos, ya que significan cerca del 30 por ciento de dicho capital, según los datos que presenta el Banco de España.

El incremento en la contratación de préstamos rápidos incluye tanto a familias como a empresas; y en ambos casos encuentran con ellos la solución a sus problemas financieros. La creciente demanda también ha generado un aumento del importe. Si inicialmente, los demandantes de estos créditos ponían el límite en 600 euros, ahora este techo se ha multiplicado por diez, hasta el punto de que es posible encontrar financiación rápida por valor de 6.000 euros.

El perfil de los solicitantes de préstamos rápidos tiene un denominador común: la economía familiar. Más de siete de cada diez consumidores trabajan por cuenta ajena, por lo que disponen de un sueldo que llega mensualmente a su cuenta bancaria. Esto se traduce en que la mayoría de quienes contratan este servicio utilizan el dinero para inversiones domésticas o gastos familiares. Si bien queda muy lejos del perfil mayoritario, el porcentaje de trabajadores autónomos que solicitan dinero bajo estas condiciones está creciendo. Ha sido un año difícil para el pequeño y mediano comercio, que han encontrado en estos créditos la solución para mantenerse a flote.

La clave es Internet

El principal factor que explica el éxito de los préstamos rápidos, además del aspecto social, es Internet. El público puede acceder a una información detallada y muy completa sobre la posibilidad de solicitar dinero, con una total transparencia que se echa de menos en una parte del sector bancario. El interesado entra en portales web o aplicaciones móviles y puede conocer, en cuestión de segundos, las condiciones del préstamos que desea, teniendo en cuenta el dinero solicitado y el periodo de devolución. La inmediatez es, como así lo indica su nombre, otra de sus principales ventajas. El proceso de solicitud y entrega del dinero es rápido y puede completarse en menos de 24 horas. Las condiciones, además, son muy flexibles y beneficiosas para el usuario, que tiene la oportunidad de establecer unos requisitos a su gusto. La disponibilidad del servicio durante todas las horas de la semana garantiza la solución a cualquier urgencia.