Nosotros      Publicidad  

¿Cuál es el significado de grinder en el póker?

La inteligencia artificial está siendo usada para competir con humanos en diversos juegos online. ¿Llegará el momento en el que también lo haga con profesionales de juegos de mesa muy populares? Conozcamos en poco más sobre un perfil de algunos jugadores.

Este juego de cartas contiene muchos secretos, desde controlar los nervios y saber apostarlo todo en el momento clave de la partida hasta términos prácticamente desconocidos para cualquier persona que no esté muy familiarizada con el mundo del póker. El término grinder es uno de estos ejemplos y, a continuación, te explicamos todo su significado y todo lo que conlleva sobre un tapete.

El póker no es un simple juego de cartas. El póker es algo más, es un juego de estrategia de templar los nervios, de saberse unas combinaciones y reglas y de vivir al máxima la adrenalina que emerge entre mano y mano sobre el tapete verde. Desde hace un tiempo, además, el póker se ha convertido en juego popular, en donde, incluso sin querer ganar dinero, uno puedo pasar un buen rato en compañía de otros de manera virtual.

En cualquier caso, con las múltiples opciones online (impulsado por los avances tecnológicos), poco a poco irás aprendiendo hasta quién sabe si adentrarse en torneos con mayor o menos grado de profesionalismo. Eso lo abordaremos en otro artículo, donde daremos algunos consejos en ese crecimiento desde el mundo aficionado hasta el profesionalismo. Hoy, toca hablar de un término muy familiar, o no. ¿sabes el significado de grinder? Seguramente, salvo que estés muy familiarizado con este juego de cartas, no te suene de nada. Y, seguramente, asocies este término con una palabra de origen inglés, y recurras a un traductor. La traducción, entonces, que encontrarás será algo así como ‘picador’ o molinillo.

Seguiremos, salvo algún caso, desconociendo el significado real de grinding. No te preocupes, es algo completamente normal. Porque si las reglas del póker exigen una curva de aprendizaje, lo mismo puede decirse con la forma de familiarizarse de la jerga de este juego de cartas. ¿Cuál es entonces su significado? Un grinder es una persona que hace del póker un modo de vida. Es decir, aquella persona que convierte el póker en un trabajo, al que dedica una serie de horas, busca mejorar y quiere ser productivo, o lo que viene a ser ganar un dinero a través de los torneos y eventos que se organizan. Normalmente, los grinder buscan, al menos, asegurarse un sueldo digno a final de mes.

Apuestas seguras, sin arriesgar dinero

Ser un grinder no ser circunscribe únicamente a dedicar unas horas a este juego y ganar un dinero a final de mes; un grinder también se caracteriza por mantener una estrategia de juego en la que no corren riesgos; es decir, apostando a jugadas y combinaciones absolutamente seguras, aunque el premio esté muy alejado, bastante diríamos, de aquellos premios millonarios que se reparten sobre un tapete verde. Eso no va con ellos. Los grinder prefieren apostar sobre seguro, aunque el premio sea menor.

Esto, obviamente, hace que este tipo de jugadores necesiten de más partidas para asegurarse un premio. Porque, salvando las distancias es como cuando un apostante apuesta a un triunfo de Real Madrid o Barcelona sobre el colista de ese momento en Primera División. Se gana un dinero, pero mucho menos que si se hiciera una apuesta arriesgada. Los grinder, al tener que dedicar más horas y jugar más manos, es normal que apuesten en multimesas, con un control de riesgo, como decíamos anteriormente. Pero a más mesas, más dinero, y paulatinamente van aumentando los dígitos de su cuenta corriente.

Un juego de estrategia mental

Para aquellos jugadores que están adentrándose en el mundo del póker, ¿cómo podrían distinguir a un gringer? (estos, a modo aclaratorio, no lo van proclamando a los cuatro vientos). Para empezar, un gringer no es alguien que empieza en el póker y va haciendo apuestas pequeñas por temor a que su inexperiencia le juegue una mala combinación de cartas. Todo lo contrario, un gringer sabe perfectamente qué se mueve sobre un tapete y cuáles son las combinaciones y cómo cerrar una partida. Un gringer se sabe perfectamente todos los secretos del póker. Son jugadores con años de experiencia y tienen muy bien estudiadas todas las estrategias a seguir. Sin embargo, su cara será de un jugador que está comenzando, tratando de engañar al contrario. Ya saben aquello de controlar las emociones y las sensaciones con el objetivo de acabar celebrando el éxito.

Su comportamiento, además, suele ser silencioso y tratando de pasar desapercibido. Gana su partida y se marcha con sus fichas, porque ha cumplido su estrategia y ha alcanzado su misión en esa mesa. Otra mesa le espera. Y seguramente sea en la que tú estés jugando, ya sea de manera presencial u online. No sólo te afectará a ti, un gringer es capaz de ganar a cualquier jugador experimentado, siempre y cuando no sea descubierto.

No hay secretos para descubrir un gringer

Entonces, surge otra pregunta, ¿cómo puedes detectar y ganar a estos jugadores? No hay un secreto que ayude a descubrir a un gringer y ser capaz de ganarle. Los manuales recomiendan comportarse como ellos: es decir, jugar sobre seguro y tratar de imitar su comportamiento y su estrategia. Pero esto no es algo fiable al cien por cien, es cuestión de tener instinto y de saber, en su momento, cómo subir la apuesta y jugártela. Y nunca dar la más mínima pista sobre tu táctica. Quizá tomes la mejor decisión o quizá el gringer haya captado tu estrategia y acabes sucumbiendo.

Pues ya hemos descubierto el significado de gringer, una de las figuras más conocidas en el mundo del póker, así como su comportamiento con las cartas. El resto, como sucede en este juego, es cuestión de tiempo, de aprendizaje, de saber leer a los contrarios y de analizar y tratar de comprender pensamientos. Y un último consejo, un gringer no es de esos jugadores que pierde la cabeza en un momento dado: saben templar muy bien sus movimientos y sus apuestas monetarias. Como siempre decimos, no hay que fiarse de ningún contrincante. El resto, aparte de estrategias, es recordar que el póker es un juego de cartas en el que pasar un rato y disfrutar de una buena mano en compañía de amigos o buenos jugadores. O visitando ciudades muy relacionadas con el póker. Tú eliges.