Nosotros      Publicidad

Betsson compró la casa de apuestas peruana Inkabet

Hace pocos días conocimos la noticia de que Betsson, el gigante sueco de las apuestas, adquirió por 25 millones de dólares la casa de apuestas peruana. Esto podría incrementar los beneficios de Betsson en unos 4 millones de dólares en los meses restantes de 2021, superando así los objetivos establecidos de EBIT.

Esta expansión es un gran aliciente para empezar a conocer esta casa de apuestas, ya que supone una inyección importante de liquidez. Busca tu bono Inkabet para aprovechar los primeros meses de esta nueva adquisición, que sin duda harán que los resultados de la empresa peruana se multipliquen.

Betsson sigue trabajando en el mercado sudamericano

La compañía nórdica ha puesto el ojo en América del Sur desde hace un tiempo, y esto no hace más que afianzar su posicionamiento en este continente. Se abre así a un mercado en continuo crecimiento que puede reportar enormes beneficios tanto a Inkabet como a Betsson.

El acuerdo ha llegado de la mano de la subsidiaria sueca, SW Nordic Limited, que pagó un total de 25 millones de dólares para hacerse con los activos y licencias de trabajo en Perú. Betsson ha asegurado que puede elevar el rendimiento económico en 4 millones de dólares, a través de los cálculos de los ingresos operativos que puede haber en los próximos seis meses.

“El precio de compra de los activos de Inkabet se estableció a un precio equivalente al rendimiento de EBIT de 3.8x de los últimos 12 meses que terminaron en junio de 2021″, anunció la empresa.

Toda esta operación e llevará a cabo a través del capital otorgado por la empresa compradora, que ha dispuesto una línea de crédito de 500 millones de coronas suecas (algo más de 55 millones de dólares americanos). Este plan de financiación comenzó a gestarse durante el verano, haciéndose ahora efectivo a todos los niveles.

Con la firma de Inkabet ya por escrito, Betsson se posiciona con cuatro M&A en los mercados sudamericanos. La casa de apuestas peruana se suma a Suaposta Brasil, Colbet Colombia y el proveedor de pagos JDP Tech, presente en toda Latinoamérica.

El gigante sueco proclamó que aprovechará la posición líder de Inkabet en el mercado para fomentar y favorecer oportunidades de crecimiento en algunas de las regiones más desgastadas de América del Sur, especialmente en las comunidades occidentales.

En términos económicos, Inkabet ha dado un gran salto durante el año 2021. Generó ingresos por encima de los 25 millones de dólares, y unos ingresos operativos de 9 millones de dólares desde agosto de 2020 hasta hoy. Esto supone un crecimiento de casi el 150% sobre los resultados del mismo periodo en el año anterior.

El CEO de Betsson, Pontus Lindwall, declaró que “a través de esta transacción, Betsson continúa construyendo su participación de mercado en la región de LatAm, después de las adquisiciones de JDP Tech Ltd, Suaposta y Colbet. Esto fortalece nuestra posición en una región de gran importancia estratégica, donde nos hemos desenvuelto bien y tenemos grandes ambiciones para el futuro”.