¿Cuándo y por qué invertir en Ethereums?

Con un contrato inteligente (como el de los ethereums) ya no se requiere un garante o intermediario que asegure esa transacción, pues el dinero del compromiso de pago y el de la compañía quedan ligados en este contrato digital que se ejecutaría automáticamente.

El número de personas que invierten en activos digitales, como bitcoins o ethereums, sigue en aumento. Mientras Bitcoin se hizo más famoso por ser el primero en salir al mercado, Ethereum sigue ganando adeptos por tratarse de un sistema distinto e incluso, para varios, mucho más valioso.

Guillermo Torrealba, gerente general de SurBTC – la plataforma online para comprar y vender bitcoins y ethereums, presente en Perú- nos explica los beneficios de invertir en este nuevo tipo de activo digital.

Contratos inteligentes

Ethereum cuenta con una característica particular que hasta el momento Bitcoin no tiene: Los contratos inteligentes. Estos son piezas de código software que se ejecutan descentralizadamente, en miles de computadores, alrededor del mundo y que incluye un acuerdo digital sin intermediarios ni garantes.

Por ejemplo, en la industria de los seguros, si se quema la casa de un asegurado la compañía le pagará una póliza. Sin embargo, para adquirir este servicio, el cliente tuvo que basar su confianza en que, de ocurrir el accidente, la compañía hará efectivo su compromiso.

Con un contrato inteligente (como el de los ethereums) ya no se requiere un garante o intermediario que asegure esa transacción, pues el dinero del compromiso de pago y el de la compañía quedan ligados en este contrato digital que se ejecutaría automáticamente.

Para crear un contrato inteligente y guardarlo en esta base de datos global hay que pagar (ethers), y los computadores cobran (ethers) para procesar estos contratos cuando toca ser ejecutados.

¿Comprar o invertir?

La segunda diferencia importante entre bitcoins y ethereums es la cantidad de unidades que se comercializan en el mercado. Mientras en Bitcoin, el límite máximo a generarse son 21 millones de unidades, en el caso de Ethereum no existen límites.

Así, la primera es un commodity que se mueve en un sistema deflacionario (cuanto más se demanda, más valor adquiere su unidad); mientras que el segundo se mueve en un sistema inflacionario en el que, mientras más unidades se generan, adquiere menos valor.

Ante ello, para optar entre bitcoins o ethereums, el usuario debe decidir primero para qué

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Antonio Paredes - Fecha: 26/10/2017

Noticia sobre: Criptodivisas, Notas de Prensa

:

: