Ahora tu cuerpo es tu contraseña

El cuerpo humano tiene numerosas características únicas que se pueden usar como forma de identificación. Desde las huellas dactilares y el patrón de las venas de la mano hasta la marcha de una persona o, incluso, su ritmo cardíaco.

Con la llegada del Touch ID del iPhone, la biometría se alejó de su nicho específico para volverse moneda corriente. Durante varios años, la identificación biométrica se ha usado, por ejemplo, para el acceso a edificios, pero el iPhone fue el primer producto de consumo importante en ofrecer la tecnología.

Desde entonces, Apple Pay ha generado un avance de los pagos móviles y ha añadido la autenticación biométrica como una forma de seguridad clave para el futuro. De hecho, según las investigaciones de Acuity Market Intelligence, para 2020 todos los dispositivos móviles van a tener sensores biométricos integrados.

El continuo aumento de las amenazas a la seguridad cibernética implica la necesidad de contar con formas de autenticación más robustas –especialmente en lo que respecta a los pagos electrónicos– para proteger la seguridad personal. Lo que está claro es que el uso continuo de contraseñas alfanuméricas establecidas no ofrece el nivel de protección que se requiere hoy en día.

El cuerpo humano tiene numerosas características únicas que se pueden usar como forma de identificación. Desde las huellas dactilares y el patrón de las venas de la mano hasta la marcha de una persona o, incluso, su ritmo cardíaco, el uso de estas características únicas como identificación biológica ha estado evolucionando durante décadas.

LA BIOMETRÍA EN ACCIÓN

Ahora otras compañías junto con Apple están comenzando a desplegarla a un grupo de clientes más amplio. Recientemente, MasterCard lanzó Identity Check Mobile, que usa la biometría, por ejemplo, las huellas dactilares o el reconocimiento facial, para verificar la identidad de un tarjetahabiente, lo que simplifica las compras en línea.

El año pasado, Alibaba demostró lo que llama su sistema VR Pay, por el que los usuarios solo asienten con la cabeza para comparar bienes cuando están dentro de un entorno de realidad virtual.

El sector de los servicios financieros también está adoptando la autenticación biométrica.

El banco Ogaki Kyoritsu de Japón planea usar lectores de palmas en sus sucursales para identificar a  los clientes. Una actualización de la banca del Citi ahora permite a los clientes usar una serie de datos biométricos, entre ellos el reconocimiento facial, para iniciar sesión en sus cuentas.

El banco BBVA de España también está usando el reconocimiento facial para que los clientes nuevos puedan abrir una cuenta. Y con tan solo tomar una selfie, los brasileños ahora pueden registrarse en la banca móvil o en línea con una iniciativa de Neon.

Según BCC Research, para 2020 el mercado mundial de tecnologías biométricas va a alcanzar los USD 41,500 millones. La tecnología de huellas dactilares como segmento podría aumentar de USD 8,800 millones en 2015 a USD 24,400 millones en 2020, con una tasa de crecimiento anual compuesto (TCAC) de 22.8% en el período previsto.

El segmento de las tecnologías facial, de iris, de venas y de voz de este mercado va a aumentar de USD 4,200 millones en 2015 a USD 11,900 millones para 2020, una TCAC de 22.9% para ese periodo.

“Creemos que el uso de la tecnología biométrica es un buen acuerdo entre la experiencia del usuario y un buen nivel de seguridad, que es tan necesario”, dice Michael Sass, Jefe para EMEA, Soluciones de Identidad, MasterCard. “Además, vemos la biometría como un componente esencial de todos los puntos de contacto del cliente, desde el comercio electrónico hasta los pagos de billetera móvil. Y la autenticación del centro de llamadas es también un punto de contacto adicional interesante”.

AMPLIANDO EL USO 

El uso de la biometría para autorizar pagos es solo uno de sus usos. Numerosos gobiernos están desarrollando activamente nuevos programas de identificación que van a usar la biometría como base.

En Túnez, por ejemplo, la legislación propuesta llama a todos  los ciudadanos a llevar una tarjeta de identidad codificada con varias formas de datos biométricos. En Australia, ya está en marcha la primera fase del Servicio de Verificación Facial, que permite a la Policía Federal de Australia inicialmente comparar fotos de nuevos solicitantes de la ciudadanía con las imágenes en archivo.

Y la Oficina de Inmigración de las Filipinas planea vincular  el reconocimiento facial del Aeropuerto Internacional Ninoy Aquino de Manila con las bases de datos de la Interpol para combatir el crimen y el terrorismo.

La oposición de los grupos de derechos humanos y de privacidad ha sido clara. La biometría efectivamente ofrece una solución de autenticación, pero el nivel de información personal que los ciudadanos necesitarían codificar aún no es comprendido por numerosos gobiernos.

¿Podrían las empresas que desean adoptar la autenticación biométrica  también encontrarse enfrentando la oposición de los consumidores? Una encuesta reciente a consumidores del Reino Unido y los Estados Unidos llevada a cabo por Computop concluyó: “Dado que el 56% de los encuestados de los Estados Unidos y el Reino Unido considera que los retailers ya solicitan demasiada información personal, los problemas de privacidad y control del robo de identidad podrían pesar más que cualquier beneficio percibido [para los compradores]. Dicho esto, la mayoría de los consumidores dan la bienvenida a la conveniencia de no tener que recordar múltiples contraseñas y poder evitar largas colas de llegada a un aeropuerto, gracias al despliegue masivo de los pasaportes electrónicos biométricos.

La educación es un problema claro. Bianca Lopes, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Marketing Estratégico de la firma de software biométrico BioConnect, dice: “Tres años atrás, Apple nos hizo un tremendo favor al agregar el Touch ID a sus iPhone. Si bien el nivel de comodidad ha aumentado significativamente, aún hay mucho trabajo por hacer para educar a la población en cuanto a que el uso comercial de la biometría es muy diferente al de la aplicación  de la ley”.

A pesar del cuidado acerca de la autenticación biométrica expresado por grupos de derechos humanos y privacidad, y algunos consumidores, cada vez hay más señales de que la gente está más cómoda con la tecnología y que confía más en ella.

En una encuesta reciente de Gemalto, más del 50% de los participantes dijo creer que la identificación de huella dactilar ayuda a protegerlos cuando usan aplicaciones móviles. Una encuesta de MasterCard descubrió que el 92% de los participantes desea que la biometría reemplace las contraseñas en los servicios de banca electrónica, y casi el 75% cree que los pagos protegidos con la biometría reducen el fraude.

Uno de los argumentos más convincentes en apoyo al uso de las tecnologías biométricas es su capacidad para vincular a un usuario con los dispositivos que usa para los pagos. “Device Binding” (anclaje al dispositivo) vincula a un usuario autorizado con su teléfono, por ejemplo, con la autenticación biométrica, con el fin de impedir la clonación de las claves criptográficas que se están usando para identificar al usuario. Gemalto implementa esta tecnología con su plataforma Ezio.

Se espera que aumenten la precisión, la eficiencia y la seguridad.

“La Autenticación biométrica va en aumento. Y para Gemalto cualquiera que sea la elección de la técnica biométrica: huella, facial, iris, voz o reconocimiento de patrones, esta ofrece importantes beneficios para garantizar la identidad y mejorar la experiencia de los usuarios.  Se busca implementar este tipo de tecnologías de autenticación en el sector financiero para crear una experiencia más acorde al viaje digital que están impulsando los bancos digitales, reduciendo el riesgo de fraude y suplantación de identidad. Estas tecnologías siguen evolucionando continuamente permitiendo aumentar su precisión, eficiencia y seguridad.  Gemalto posee varias soluciones en el mundo de biometría y verificación de identidad, que permiten ayudar a todo el mundo a confiar en el mundo digital.”  Señala Danilo Ochoa, Director de Soluciones de Banca Digital de para el Pacto Andino en GEMALTO.

Si bien la Banca móvil ya comenzó en el Perú, la identificación biométrica a través de huellas dactilares en cajeros automáticos aún con un potencial de desarrollo muy importante. La Industria que más ha avanzado es la de telecomunicaciones pues a partir del 1 de Enero ya se venden celulares prepago con identificación biométrica. *1

La base activa de dispositivos equipados con lector de huellas digitales en el mundo probablemente sobrepasara los 1000 millones por primera vez este 2017. Con la rápida adopción de esta tecnología, el reto es determinar aplicaciones adicionales que podrían usar lectores de huellas dactilares y oros datos biométricos para brindar autenticación rápida y segura. *2

AUTENTICACIÓN DE MÚLTIPLES FACTORES

A medida que el nivel de seguridad y autenticación inevitablemente aumenta, es probable que se utilice la biometría de múltiples factores. En los casos en que una luz tenue complique el reconocimiento facial o que los ruidos compliquen el reconocimiento de voz, es lógico contar con varias pruebas biométricas.

Además, si se combina el nivel de identificación biométrica con el contexto, se verá, por ejemplo, un nivel más bajo de autenticación biométrica al usar un centro de llamadas, pero una biometría mucho más estricta al realizar pagos a través de un dispositivo móvil o al acceder a los servicios bancarios.

“Las diferentes interacciones que requieren las diferentes modalidades biométricas significa que cada una es adecuada para un uso diferente”, dice James Moar, Analista Senior de Juniper Research. “Eso significa que la autenticación biométrica multimodal se va a volver más común o se usará para distintos tipos de transacción dentro del mismo dispositivo, por ejemplo, la huella dactilar para iniciar sesión en un dispositivo, ya que es como presionar el botón de inicio, y el reconocimiento facial  pasivo para el uso de aplicaciones, de manera que no sea necesario presionar ningún otro botón”.

Además, Rob Norris, Responsable de Seguridad Cibernética y Empresarial, EMEIA, Fujitsu, dice: “Algunos tipos de biometría son más seguros que otros, sin embargo, a menudo, esto se compensa con mayores costos. Este no es un caso de una “solución única”, ya que ningún tipo de biometría es adecuado para todas las áreas o para todos los perfiles de riesgo. Estos perfiles de riesgo deberían comprenderse por completo cuando se selecciona el tipo de biometría a utilizar”.

UN FUTURO BIOMÉTRICO

El uso de la biometría se va a expandir. La autenticación de los pagos de los consumidores es tan solo la punta de un enorme iceberg biométrico que cada vez más va a incluir datos biométricos para la entrega de servicios de gobierno electrónico y para el cumplimiento de la ley.

Michael Sass de MasterCard concluye: “Esta tecnología está evolucionando hacia la identidad digital. Numerosos países desean poder identificar a sus ciudadanos digitalmente para brindar diferentes servicios. Esto se está volviendo cada vez más importante. Cuando se desea brindar servicios como el gobierno electrónico, es necesario poder identificar a un ciudadano de manera precisa (a través de medios digitales). Creo que en la próxima década la biometría va a madurar suficiente para permitir una identificación digital confiable y precisa para muchos servicios electrónicos que los gobiernos van a querer desarrollar para sus ciudadanos”.

La tecnología biométrica se ha estado acelerando hace varios años. La necesidad de plataformas de autenticación e identificación más robustas ha ampliado el desarrollo. La banca y los pagos de los consumidores están impulsando este sector ahora, pero con la mayor aceptación de estas tecnologías, el escaneo de iris y facial en los aeropuertos va a volverse moneda corriente.

Los documentos personales codificados biométricos también van a ser aceptados, ya que los servicios de gobierno electrónico solo serán accesibles mediante identificación biométrica.

Con otros tipos de biometría más esotéricos, como el escaneo de la oreja, la marcha e, incluso, el olor, los cuales están siendo probados por el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, todos tenemos un futuro biométrico por delante.

A medida que el nivel de seguridad y autenticación inevitablemente aumenta, es probable que se utilice la biometría de múltiples factores.

“aún hay mucho trabajo por hacer para educar a la población en cuanto a que el uso comercial de la biometría es muy diferente al de la aplicación de la ley”. Bianca Lopes, VP desarrollo de negocios y marketing estratégico, BioConnect.

UNA EUROPA BIOMÉTRICA

Según una investigación de Visa, los consumidores de toda Europa están interesados ​​en la forma en que la biometría puede ayudarlos a pagar de forma más rápida y más segura. Casi las tres cuartas partes (73%) ven la autenticación de dos factores, donde la biometría se utiliza junto con un dispositivo de pago, como una forma segura de confirmar al titular de la cuenta.

Cuando se observa la gama de situaciones de pago diferentes en el hogar o en la calle, más de dos tercios (68%) desean utilizar la biometría como método de autenticación de pago. Los retailers en línea tienen la mayor oportunidad de ganancia, ya que casi un tercio (31%) de las personas ha abandonado una compra basada en navegador debido al proceso de seguridad del pago.

Además, debido a que más de dos tercios (67%) de los consumidores reconocen la importancia de los detalles de la seguridad para proteger su identidad, las nuevas formas de autenticación deben alcanzar un equilibrio entre la velocidad y la seguridad.

Resultados clave

La investigación descubrió que la autenticación biométrica es valorada casi de la misma manera en las situaciones de pago cara a cara, donde la eficiencia de la velocidad es una prioridad, que en las transacciones en línea. Esto se refleja en los hallazgos:

  • El 48% desea utilizar la autenticación biométrica para los pagos en el transporte público
  • El 47% desea utilizar la autenticación biométrica al pagar en un bar o restaurante
  • El 46% quiere usarla para comprar bienes y adquirir servicios, por ejemplo, comestibles, café y en los establecimientos de comida rápida
  • El 40% quiere usarla cuando compra en línea
  • El 39% quiere usarla al descargar contenido

Factores para la adopción

El estudio realizado a más de 14,000 consumidores europeos, revela que la prudencia y la familiaridad con las formas biométricas son factores importantes para su adopción.

Con el advenimiento de los pagos móviles, el reconocimiento de huella dactilar se considera la forma más favorable de pago biométrico por su facilidad de uso y su seguridad. Al mirar únicamente la seguridad percibida de las tecnologías biométricas, el 81% de los consumidores considera las huellas dactilares como la forma más segura, seguida por el escaneo del iris (76%).

“La identificación y la verificación biométricas han generado mucho interés en el área de los pagos, debido a que ofrecen una oportunidad para optimizar y mejorar la experiencia del cliente”, dice Jonathan Vaux, Director Ejecutivo de Asociaciones para la Innovación de Visa. “Nuestra investigación muestra que la biometría es reconocida cada vez más como una forma confiable de autenticación, a medida que la gente se familiariza con el uso de estas capacidades en sus dispositivos”.

Este artículo fue escrito por Danilo Ochoa, Director de Soluciones de Banca Digital de para el Pacto Andino en Gemalto.

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Antonio Paredes - Fecha: 15/06/2017

Comenta este artículo Ahora tu cuerpo es tu contraseña

:

: