Qué es el volumen de color en las TVs

Sin duda el volumen de color continuará convirtiéndose en un área de creciente interés para la industria de la reproducción.

El nuevo televisor QLED 2017 de Samsung recientemente recibió la verificación de la asociación mundial de pruebas y certificación, Verband Deutscher Elektrotechniker (VDE), por su capacidad para producir ‘100 por ciento volumen de color’.

La designación, la primera para cualquier fabricante global de televisiones, ilustra cómo el volumen se está convirtiendo rápidamente en un modo efectivo para medir la precisión de colores.

Definida como una representación tridimensional que ilustra la capacidad de reproducción de color de una pantalla en todos sus niveles de luminancia, volumen de color es también un estándar para asegurar que el contenido sea mostrado en el modo en que el productor lo pretendía.

¿Pero que lo diferencia de otros estándares de colores? Observemos más de cerca esta nueva medición de color.

De SDR a HDR: Midiendo Colores con Precisión

Muchos de los estándares de color que fueron definidos en los días de televisiones CRT, están atascados en unidades anticuadas de 100 nits.

Como resultado, las pantallas no son capaces de expresar colores adecuadamente cuando reproducen videos e imágenes de acuerdo con estos estándares.

Con pantallas más recientes, empezando con la primera televisión comercializada del mundo como HDR lanzada por Samsung en 2015, los niveles de luminancia se han incrementado, permitiendo que los blancos y negros sean expresados de manera más rel.

Los rangos de colores, también, se han expandido, dando como resultado imágenes más reales como en la vida misma. Denominamos este nuevo rango más amplio como Rango Dinámico Alto (HDR, por sus siglas en inglés), mientras que el rango precedente es conocido como Rango Dinámico Estándar (SDR, por sus siglas en inglés).

En HDR, blancos y negros son más realistas

Hasta ahora, muchos fabricantes y calibradores habían especificado y medido el rango de colores que una pantalla puede reproducir en términos de gama de colores.

Específicamente, la industria de cine americana ha utilizado la gama de colores DCI-P3 para la proyección de películas digitales.

En el mundo de SDR, ilustrar la gama de colores en un espacio de color de 2D resultó satisfactorio, mientras que las pantallas calibradas se comportaron de un modo similar.

El pico de luminancia fue de 100 nits y los colores generalmente estuvieron bien calibrados para un nivel de luminancia, típicamente 75 por ciento del pico de luminancia de la pantalla.

Pero en la era de HDR, las cosas son diferentes. El pico de luminancia, por ejemplo, es generalmente cinco a diez veces más alta, y en el caso de la televisión QLED de Samsung, 15 a 20 veces más alta.

Estos diferentes niveles de luminancia tienen un gran impacto sobre cómo los colores son reproducidos.

A medida que la imagen excede el pico de luminancia, por ejemplo, los colores pueden ser reproducidos de un modo diferente a cómo se pretendía, muchas veces dando lugar a un efecto lavado.

Aún con el mismo contenido, los colores pueden ser expresados de modo diferente en diferentes pantallas, dependiendo de su rango de luminancia.

Así que, mientas que los espacios de color 2D fueron suficientes como para indicar la gama de color en la era de SDR, las cosas son diferentes en el mundo HDR, dónde los niveles de luminancia difieren en gran medida.

Por ello, el nuevo estándar de color requiere ser establecida para asegurar que el contenido HDR que esté siendo producido, transmitido y exhibido sea correcto y retenga la intención original del creador de contenido.

La Importancia de Volumen de Color

Para acomodar las variaciones de diferentes pantallas, la luminancia fue integrada en una tercera dimensión en el diagrama de gama de colores 2D tradicional para crear volumen de color.

Esta medida 3D ilustra cómo una pantalla reproduce colores en todos los niveles de luminancia de su rango de luminancia.

Dicho más sencillo, a mayor nivel del volumen de color, mejor expresión de la amplia variedad de colores vividos y precisos por la pantalla.

La verificación de ‘100 por ciento de volumen de color’ de la televisión QLED de Samsung significa que todos los colores del espacio de color DCI-P3 pueden ser expresados pese a los niveles de brillo, asegurando que las imágenes HDR puedan ser vistas del modo en que el productor de contenido pretendía.

Reuniendo las características que definen HDR para los consumidores tales como mayor contraste, mayores niveles de luminancia de pico y la capacidad de hacer una amplia gama de colores en una amplia gama de niveles de luminancia, sin duda el volumen de color continuará convirtiéndose en un área de creciente interés para la industria de la reproducción.

¡El futuro de la TV está aquí, y es colorido!

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Antonio Paredes - Fecha: 10/05/2017

Noticia sobre: Notas de Prensa, Samsung

:

: