Samsung Galaxy S8: 5 características que no convencieron

Los nuevos smartphones de gama alta de Samsung ya fueron presentados oficialmente. Y como no podía ser de otra manera, poseen características notables. Sin embargo, también hay algunos aspectos que no terminan por convencer.

No hay duda de que los nuevos smartphones de Samsung, el Galaxy S8 y S8+, serán de los más exitosos de la temporada, debido a la gran cantidad de fanáticos de la compañía que los han estado esperando con ansias desde hace meses atrás, y también, por supuesto, porque se trata de dos dispositivos con grandes características a destacar por encima de la competencia.

Sin embargo, ello no los exonera de tener algunos detalles que no han terminado de convencer a los usuarios menos apasionados y más críticos con la compañía. Por ello, ahora, habiendo ya revisado las características más interesantes de los nuevos integrantes de la familia Galaxy, vamos a conocer cuáles son sus puntos menos favorecedores.

La misma cámara

Nadie va a negar que la cámara del Galaxy S7 fue una de las mejores, sino la mejor, del mercado, e incluso, actualmente, podría mantener esa distinción. Sin embargo, que Samsung haya optado por utilizar el mismo sensor de ese dispositivo en su nuevo Galaxy S8 ha dejado un sabor de boca no tan dulce entre el público.

Es cierto, al momento de la presentación del equipo, Samsung señaló que, si bien se trata del mismo sensor, ha hecho algunas precisiones en el software, que permitirán obtener fotografías con una mejor calidad que las logradas con el S7. Pero, obviamente, hasta que no veamos los resultados y hagamos la comparación debida, no podremos estar seguros al 100% de qué tan diferentes son. Y si en caso no hubiera una diferencia muy notoria, pues es muy probable que exista cierto descontento entre los usuarios, sobre todo cuando Apple y Google lancen sus nuevos dispositivos, con unas cámaras mejoradas con respecto a la generación actual.

4 GB de RAM

Históricamente, Samsung ha sido una de las compañías que más potencia sus smartphones para que sean vistos como unas potentes máquinas, en comparación a la competencia. Por ello, muchos esperaban que, en los nuevos Galaxy S8 y S8+, una de las especificaciones maximizadas sea la memoria RAM.

Sin embargo, Samsung volvió a decidir por lo seguro, y optó por los 4GB de RAM que, actualmente, constituyen el estándar en la industria.

De esa manera, Samsung perdió la oportunidad de erigirse como la compañía en tener una máquina insuperable entre manos, rechazando la opción de los 6 GB de RAM que, es cierto, algunos fabricantes ya buscan aprovechar.

Imagínense lo que hubiera sido el Samsung Galaxy S8 con su procesador Snapdragon 835 y 6 GB de RAM, prácticamente, un avión, pero la compañía surcoreana lo quiso dejar en una calidad más terrenal.

Ubicación del sensor de huellas

Con la desaparición del botón Home físico, Samsung tenía que reubicar el sensor de huellas dactilares en algún lugar de la estructura del equipo. Pero, tal parece que eligieron el lugar menos indicado para un sensor de esas características, pues lo colocaron al costado de la cámara, y no debajo de ella, como parecía más sensato.

En esa ubicación, lo que ha conseguido Samsung es que los usuarios manchen el lente de la cámara frecuentemente con la grasa de sus dedos, en sus intentos por llegar al sensor de huellas mientras usan el smartphone.

Y así, el Galaxy S8 será un dispositivo que requiera una limpieza constante de lente, cada vez que se quiera tomar una foto.

Batería

Aquí nos vamos a detener, únicamente, en el menor de los nuevos smartphones, el Galaxy S8, pues Samsung le ha puesto una batería de 3,000 mAh, que resulta más pequeña que la del LG G6, Nexus 6P, OnePlus 3T y Pixel XL.

Ahora, en defensa de Samsung, podemos decir que ese tamaño de batería podría ser suficiente, teniendo en cuenta que el Galaxy S8 tendrá el chip Snapdragon 835, el cual sería mucho más eficiente con el uso de la energía, a fin de brindarle una autonomía de un día completo, sin mayores inconvenientes.

Además, la batería de 3,000 mAh habría sido escogida por un sentido de precaución, ya que Samsung no quiere tener más problemas con dispositivos que se incendien por llevar unas fuentes de energía no acordes con su tamaño, tal como le pasó con el Galaxy Note 7.

Precio

Finalmente, llegamos al punto en el que, casi siempre, quedamos descontentos: el precio de venta de los dispositivos de gama alta. En el caso del Samsung Galaxy S8, lo podremos hallar desde US$750, y el Samsung Galaxy S8+ tendrá un precio de US$850. Por supuesto, las operadoras intentarán darlo a un menor precio, pero amarrado a contratos que tal vez no quieras firmar.

Por ello, el precio de los dispositivos en calidad de libres llega a esas sumas, que muchos usuarios no podrán costear.

Sin embargo, si le quieren ver algo bueno a esa situación, Samsung ha lanzado una oferta que consiste en lo siguiente: Los usuarios que compren en preventa el Galaxy S8 o S8+ recibirán, absolutamente gratis, un pack con el Gear VR y su control de movimiento, valorizado en US$170.

Fuente: TechnoBuffalo

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Jorge Verastegui - Fecha: 29/03/2017

Noticia sobre: Móviles, Samsung

:

: