Telefonía IP: El futuro de las comunicaciones ya es el presente

El uso eficiente de todas estas herramientas de comunicación es lo que conocemos como comunicaciones unificadas y adaptarse a ellas es tan necesario para la empresa como ajustar costes o maximizar beneficios.

Sea cual sea el volumen de su empresa, cualquier empresario al que consultemos reconocerá la importancia del teléfono en el desarrollo de su negocio. Probablemente también reconozca el protagonismo que canales como el correo electrónico han ido adquiriendo en los últimos años.

Algunos admitirán que no sabrían cómo gestionar ciertas áreas de su compañía sin las videoconferencias y otros, los menos, nos asegurarán que las redes sociales se han convertido en un canal fundamental para hablar con su público y analizar el mercado.

Es un hecho que uno de los retos más importantes que tienen hoy las empresas es actualizar sus sistemas de comunicación. Hace tan sólo unos pocos años, las llamadas telefónicas y el fax eran la vía de comunicación principal que las empresas tenían para ponerse en contacto con clientes y proveedores.

Con la irrupción de la Internet y su aplicación en las comunicaciones, los canales de comunicación entre particulares y empresas se han ido multiplicando de manera exponencial y hoy ya no se entiende la comunicación en la empresa sin videoconferencias, chats, llamadas de vídeo o correo electrónico.

El uso eficiente de todas estas herramientas de comunicación es lo que conocemos como comunicaciones unificadas y adaptarse a ellas es tan necesario para la empresa como ajustar costes o maximizar beneficios.

La telefonía IP ofrece posibilidades que van mucho más allá de la atención de llamadas.  Este sistema utiliza la Internet para realizar y recibir llamadas y, al mismo tiempo, enviar y recibir datos de cualquier tipo.

Esta capacidad de la tecnología VOIP (Voz sobre IP) de enviar y recibir datos es lo que nos permite, sin coste adicional, realizar videoconferencias, llamadas internas gratuitas, acceso a funcionalidades avanzadas como los buzones de voz y un sinfín de ventajas que la telefonía tradicional no nos permite a un precio competitivo.

Sea en un smartphone, tableta, portátil u ordenador de escritorio, gracias a la tecnología VOIP y la telefonía IP, los operativos de su empresa disponen de herramientas como servicios de mensajería instantánea, conferencias y reuniones vía web, posibilidad de compartir documentos y aplicaciones a través de vídeo y/o audio conferencia, chat, correo de voz o correo electrónico y telefonía móvil y fija integradas en la misma plataforma y a menor coste que la telefonía tradicional.

Estas herramientas redundan en facilitar el trabajo a los diferentes equipos de trabajo aumentando de manera exponencial la productividad de la empresa y reduciendo costes.

Al utilizar la red para establecer las comunicaciones, una empresa que esté conectada a Internet (y hoy es difícil encontrar alguna que no lo esté) ya tendría hecha la mitad de la instalación y sólo necesitaría adaptar una centralita IP y elegir los terminales que mejor se adapten a sus necesidades y su presupuesto.

La instalación puede estar terminada en cuestión de horas y se ahorrará entre un 40% y un 60% en la factura de teléfono con respecto a la telefonía tradicional. Y si hablamos de los sistemas basados en una centralita virtual IP (Hosted PBX), los costes de instalación y mantenimiento son todavía menores ya que, al estar todo el sistema alojado en la nube, no es necesaria la instalación de una central física.

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Antonio Paredes - Fecha: 10/01/2017

Lo último en tecnología

Noticias relacionadas Noticias recientes Noticias nacionales
Noticia sobre: Empresas, Internet

:

: