Google reduce hasta un 90% el tamaño de las actualizaciones para apps Android

Google Play acaba de añadir un sistema que permite reducir los archivos de actualización hasta un 90% frente a la aplicación completa. Su nombre es 'File-by-File patching' y en vez de descargar todo el archivo como si fuera la primara vez, lo que hace, es distinguir las partes nuevas e incluir solamente aquellas en la actualización.

google-play-android

Todos sabemos que las actualizaciones requieren de una buena conexión a internet, lo que causa que nuestros ‘megas’ se consuman más rápido de lo normal. Claro que si estamos conectados a una red Wi-Fi no hay mucho problema, pero cuando estamos fuera de casa y no encontramos una red libre de contraseñas, lo único que nos queda, es usar nuestros MB, incluso para actualizar todas nuestras aplicaciones aunque luego nos quedemos sin megas.

Lo bueno de todo esto, es que Google conoce este problema y quiere contribuir con el ahorro nuestros ‘datos’ a través de un nuevo sistema de actualizaciones que promete reducir, hasta un 90%, el tamaño de los archivos de actualización. A la fecha, el gigante Mountain View había conseguido ciertos avances en esta cuestión gracias al algoritmo bdsiff que implementó hace unos meses. Con este sistema, la compañía logró reducir en un 47% el tamaño de las actualizaciones.

Pero como nada es suficiente para Google, hoy nos sorprende con un nuevo sistema que ha denominado ‘File-by-File patching‘  (o archivo por archivo). Con este sistema, los archivos de actualización, en promedio, son 65% más pequeñas que todo el contenido original (o APK), es más, aseguran que en algunos casos, la actualización pude alcanzar una compresión de 90%.

El sistema ‘File-by-file‘ utiliza una técnica que consiste, primero, en diferenciar las partes antiguas de las partes nuevas y, luego, sustituir o incluir solo las partes nuevas. Si solo se necesita realizar ciertos cambios, ¿para qué habría que descargar todo el archivo como si fuera la primera vez que lo instalamos? Como la propia Google explica en su página para desarrolladores, si un libro a punto de publicarse necesitara ser corregido en ciertas partes, no será necesario escribir todo el libro de nuevo, sino que solo bastará con actualizar los párrafos que se desean corregir y listo.

La clave está en que los ‘fragmentos’ de la actualización llegan comprimidos, lo que hace que el archivo sea aún más pequeño de lo que nos ofrecía el algoritmo bdsiff. Todo un logro que debemos aplaudir. Eso sí, debemos tener en cuenta que este sistema requiere de mucha potencia de procesamiento y la recompresión aplicada puede tomar un segundo por megabyte en terminales modernos y, por supuesto, mucho más tiempo en terminales más antiguos.

Debido a este pequeño detalle, la compañía está restringiendo el uso de la técnica ‘File-by-File patching‘ a las actualizaciones automáticas, las que se realizan en segundo plano, para que los usuarios no tengan que esperar a culminar las actualizaciones manuales. Para demostrar las mejoras que se han conseguido hasta ahora, Google a compartido una tabla que mostramos a continuación:

google-file-by-file-patching

Fuente: Android Developers Blog

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Verenice Caceres - Fecha: 07/12/2016

Noticia sobre: Noticias

:

: