Review: Sony RX100 III

Tuvimos la oportunidad de probar la tercera generación de la cámara Sony RX100, y realmente, podemos decir que, a pesar de guardar varias similitudes con sus antecesoras, estamos ante una cámara completamente nueva y mucho más potente.

rx100-iiiSi ustedes son aficionados a la fotografía y están entre comprar una réflex de entrada con todo el kit que necesita, entre objetivos y demás, mejor presten atención a esta reseña, en la que les mostraremos una cámara compacta que no tiene nada que envidiarles a las populares ‘mirrorless’.

Se trata de la Sony RX100 III, la tercera generación de una línea que Sony ha sabido posicionar muy bien en el mercado por la gran calidad que ofrece en un tamaño realmente pequeño.

Y si bien las anteriores generaciones eran estupendas, con esta nueva entrega, la compañía japonesa hace que nos saquemos el sombrero ante lo logrado, manteniendo el mismo estilo en diseño, pero aumentando grandes capacidades para entregar mayor calidad en las tomas.

rx100-variosonnar

Al revisarla por su parte física, nos encontraremos con un atractivo diseño metálico, de aluminio, que le da una solidez exquisita. Sus dimensiones son 101,6 x 58,1 x 41 mm, mientras que su peso, con batería y tarjeta incluida, llega a los 290 gramos. Muy liviana, teniendo en cuenta lo que representa esta cámara.

En la parte posterior nos encontraremos con una pantalla de 3 pulgadas, que esta vez se puede abatir hasta alcanzar los 180°, y permitir así sacar los mejores selfies con una cámara compacta. Asimismo, en esta misma zona se encuentran los diferentes botones para las funciones de la cámara, acceder al menú y navegar entre su sistema.

rx100-abatible

La disposición de estos botones me parece buena, aun cuando el espacio en el que Sony los ha dispuesto no sea tan amplio. Ese, sin duda, es un mérito de la compañía. Del mismo modo, aquí atrás encontraremos un botón dedicado exclusivamente para la grabación de video, y una rueda que nos permitirá realizar algunos ajustes manuales de las tomas, como la exposición.

En la parte superior de la cámara está el botón de encendido y apagado de la cámara, así como la perilla para cambiar entre los diferentes modos que ofrece la RX100 III. Por supuesto, entre los modos hay un par de automáticos, pero creo que, para sacarle el máximo provecho a la cámara, deberían probar el modo con ajustes manuales y jugar un poco con los controles para obtener fotografías únicas.

En esta misma zona, Sony ha incluido la primera gran sorpresa de la RX100 III: su visor electrónico. Llama mucho la atención cómo la compañía ha logrado introducir un visor en un tamaño tan pequeño, y que al mismo tiempo no haya comprometido otros aspectos de la cámara.

rx100-visor

Este visor cuenta con la tecnología OLED, y una resolución de 1.440.000 puntos, además de una cobertura ZEISS T*. Lo mejor de lo mejor. Eso sí, antes de utilizarlo deben recordar que este visor se activa presionando el botón lateral que dice ‘Finder’, y que, una vez que sale de golpe por la parte superior, deben jalar hacia afuera el ocular para que puedan apreciar bien la imagen. De lo contrario, todo lo verán borroso y pensarán que no sirve para nada.

rx100-finder

Pasando al interior de la cámara, debo contarles que incluye el mismo sensor CMOS Exmor R tipo 1,0 (13,2 x 8,8 mm) de 20,1 mp, pero ahora contiene el procesador BIONZ X y el objetivo zoom ZEISS Vario-Sonnar T* 24-70 mm F1,8-2,8. ¿Eso qué quiere decir? Que este nuevo objetivo es mucho más luminoso en todas sus distancias focales que el de anteriores generaciones. Asimismo, presenta un mayor angular, pero pierde un poco de distancia. Sin embargo, eso no sería un problema, pues bien sabemos que aplicar el zoom con una cámara no siempre es la mejor elección.

Estos componentes también repercuten en la velocidad alcanzada por la RX100 III en disparo continuo, ya que llega a los 10 fps sin problemas, y puede entregar resultados de muy buena calidad, aun cuando el ISO está en 6400 (tengan en cuenta que la cámara ofrece hasta 12800 de ISO, pero no es recomendable darle todo, pues el ruido en la imagen será muy notorio).

rx100-arriba

Por otro lado, vale la pena mencionar que, como toda cámara compacta actual que se precie de serlo, la RX100 III de Sony ofrece conectividad NFC y Wi-Fi, lo cual garantiza una transmisión de imágenes de la cámara a otros dispositivos compatibles (como smartphones, tablets y televisores) de manera muy rápida. Eso sí, depende de la instalación de una aplicación gratuita llamada Play Memories.

Finalmente, solo me queda agregar que la RX100 III de Sony da todo lo que un usuario puede pedir, y mucho más. Es una perfecta acompañante para viajes, ya que te asegurarás de tener imágenes realmente buenas, sin aumentar el peso del equipaje.

Review de la Sony RX100 III: Fotos

Más fotos del review de la Sony RX100 III: Galería de fotos en FacebookGalería de fotos en Google+.

Video del review de la Sony RX100 III

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Jorge Verastegui - Fecha: 20/10/2014

Noticia sobre: Fotografía, Reseñas, Sony
Comenta este artículo Review: Sony RX100 III

:

: