Xbox One no necesitará de Kinect para funcionar

Microsoft sigue escuchando las críticas de la gente en torno a su nueva consola, la Xbox One, y por eso, ahora, ha anunciado un punto importante para recuperar la confianza de sus usuarios: la Xbox One no necesitará de Kinect para funcionar, a pesar de que el sensor viene incluido en el paquete de venta.

xbox-oneAntes de la presentación de la Xbox One, se temía que Microsoft incluya una serie de restricciones en esta consola, y que, finalmente, fueron confirmadas al momento de mostrarla al mundo: La incompatibilidad con juegos usados o de segunda mano, la necesaria conexión a Internet para funcionar, el indispensable uso de Kinect, entre otras cosas más, que hicieron que muchas de las personas que en un principio tenían como opción comprar una Xbox One, consideren que la oferta de Sony, con la PlayStation 4, era la mejor.

Felizmente para Microsoft, aún no es muy tarde para recuperar a sus potenciales usuarios, y por ello, poco a poco ha ido dejando de lado esas restricciones. Por ejemplo, primero anunció que ya no iba a ser necesaria la conexión a Internet, al mismo tiempo que dejó en claro que los juegos sí podrán ser usados por más de un usuario, y hace unos días preparó un video del unboxing de la consola, en el que muestra que en el paquete vendrán incluidos los auriculares, que en un principio también habían sido descartados por la compañía.

Sin embargo, lo que seguía en duda era el tema de Kinect. ¿Acaso siempre será necesario tener conectado el sensor Kinect para que la Xbox One funcione? Marc Whitten, director de la arquitectura de plataforma Xbox One, dio la respuesta.

En una reciente sesión de ‘Ask Microsoft Anything’ (Pregúntale lo que sea a Microsoft), surgió la siguiente pregunta: ‘Como Kinect tiene que estar conectada a la Xbox One para que funcione, ¿qué pasa si Kinect se rompe? Es decir, si se cae desde la parte superior de la TV hasta el duro piso de madera, o algo así. ¿La consola dejará de funcionar?‘. Entonces, Whitten respondió:

‘La Xbox One está diseñada para trabajar con Kinect conectada. Esto hace que los juegos sean mejores en muchos aspectos, desde la posibilidad de decir ‘Xbox on’ para dirigirte a tu pantalla de inicio personalizada, hasta la habilidad de controlar tu TV a través de comandos de voz, Smartglass y más. Kinect te permite hacer búsquedas de tu contenido, moverte instantáneamente entre tus juegos y tus tableros personalizados, y mucho más, con solo tu voz. Kinect te ayuda a coger el control y jugar automáticamente, ya que sabe qué mando tienes en tus manos. Ya no tendrás que interrumpir el juego de tus amigos, o navegar a través de diferentes pantallas para registrarte y decirle al sistema qué control estás utilizando. Incluso, une el control con la consola, aun cuando no estén conectados, ¡por lo que no tendrás que buscar más un botón especial! Por supuesto, esos son solo algunos de los varios beneficios de tener Kinect. Los juegos usan Kinect en una gran  variedad de maneras, desde agregar soporte de voz para controlar a los miembros de tu escuadra, hasta otras simples funciones para lograr una experiencia de juego completamente inmersiva. Con eso dicho, tal como el tema de ‘online’, la consola seguirá funcionando si la Kinect no está conectada, aunque sin ella, no podrás usar ninguna de las características o experiencias que, explícitamente, hacen uso del sensor’.

Entonces, queda claro: la Xbox One no necesita de Kinect para funcionar. Y eso, puede hacer que, a la larga, Microsoft también llegue a la conclusión de que puede presentar un pack de su nueva consola sin la inclusión de Kinect, lo que, tal vez, haga que iguale el precio que le ha puesto Sony a la PlayStation 4.

Fuente: TechnoBuffalo

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Jorge Verastegui - Fecha: 13/08/2013

Lo último en tecnología

Noticias relacionadas Noticias recientes Noticias nacionales
Noticia sobre: Microsoft, Videojuegos

:

: