Apple: 9 razones para rechazar una aplicación en la App Store

Tener una aplicación en la App Store de Apple no es complicado si se sigue las pautas necesarias. Sin embargo, aun así, algunos desarrolladores cometen ciertos errores que no permiten que su aplicación sea aceptada en la App Store. Entonces, para evitar que eso te suceda, encuentra aquí las 9 razones más comunes por las que Apple rechaza una aplicación.

apple-app-store

Si alguno de ustedes ha pensado o actualmente está preparando una aplicación para colocarla en la tienda de aplicaciones de Apple, debe tener en cuenta que su creación, antes de aparecer disponible para los usuarios, pasa, indefectiblemente, por un proceso de revisión, en el que se evalúa si cumple o no con los requisitos impuestos por los de Cupertino.

Entonces, a fin de que superes la evaluación, aquí te vamos a presentar nueve de las razones más importantes por las que Apple rechaza una aplicación de la App Store, para que puedas tomar las consideraciones necesarias y presentes tu aplicación de la mejor manera.

Si evitas cometer estos errores en tu aplicación, lo más probable es que puedas estar presente en la tienda de Apple lo más pronto posible. Y si en caso te has dado cuenta que tu aplicación contiene alguno de ellos, no dudes en realizar los ajustes necesarios a fin de que no tengas ningún problema posterior, que te haga perder más tiempo.

Usar la palabra ‘beta’

Apple quiere que sus usuarios gocen de aplicaciones completas, que les ofrezcan la mayor satisfacción posible. Por ello, cuando detecta que una aplicación lleva la descripción ‘beta’, o cualquiera que indique que no es la versión final, como ‘preview’ o ‘0.9’, la rechaza inmediatamente.

Demora en la carga de la aplicación

A nadie le gusta esperar mucho tiempo mientras carga una aplicación, por ello, debes asegurarte que tu app no tarde prolongados segundos, a fin de evitar que sea rechazada. ¿Cuál es el tiempo máximo? Apple pone como límite 15 segundos, y ese tiempo no debe ser sobrepasado bajo ninguna condición (redes inalámbricas o hardware lentos), así que antes de presentar tu aplicación para la App Store, no solo la pruebes con un emulador, sino también ponla a prueba en dispositivos antiguos, con una conectividad a redes baja, etc.

Enlace a medios de pago externos

Si tu aplicación ofrece la opción de hacer compras ‘in-app’, recuerda que estas se deben realizar, de forma exclusiva, a través de la cuenta en iTunes del usuario. Apple no va a aceptar ningún otro esquema de pago, a excepción que tengas una aplicación que ofrezca productos o servicios no digitales, como merchandising, reservas en hoteles, compras de boletos de avión, etc. Por esta razón, por ejemplo, es que Apple rechazó la aplicación de Dropbox, ya que ésta contenía un enlace a su web en la que se ofrecía la opción de comprar espacio adicional de manera externa.

Mencionar disponibilidad en otras plataformas

Esta no es una razón única de Apple, ya que ninguna tienda de aplicaciones te va a permitir que menciones que tu aplicación está disponible en otros sistemas operativos en la descripción. Por eso, si quieres mencionar que tu app es un éxito en Android o en Windows Phone, por dar ejemplos, hazlo en la web de la aplicación, no en la descripción que va en la App Store, ya que será rechazada.

Fallas de localización

Antes de presentar tu aplicación en la App Store, debes tener en cuenta que funciona de manera apropiada alrededor del mundo. Ten en consideración el precio que les pones a los contenidos ‘in-app’, ya que pueden ser convertidos erróneamente si tu moneda local no es el dólar estadounidense. Asimismo, asegúrate de seguir los valores negativos y positivos de la latitud y longitud, para que funcione en cualquier parte, y así tu aplicación no sea rechazada por Apple.

Uso inadecuado de almacenamiento y los archivos de sistema

Ningún dato que no pertenezca a los generados por el propio usuario deberá ser guardado como un back-up, ya que estos deberán ir en una ubicación de almacenamiento en caché, o en su defecto, deberán contener un atributo de ‘no hacer copia de seguridad’.

Cierres por denegación de permisos por parte del usuario

Las aplicaciones de la App Store de Apple no deben cerrarse si es que el usuario no les da permiso para acceder a cierta ubicación. Es decir, si un usuario decide no darle permiso a la aplicación para que tenga acceso a la galería de fotos, ubicación, calendario, recordatorios, Bluetooth, o a las cuentas de Facebook y Twitter, la app deberá seguir funcionando. Así que, asegúrate de probar tu aplicación con todas las combinaciones de ‘permiso’ o ‘negación’ que pueda realizar el usuario, a fin de que no seas rechazado con tu app.

Uso inadecuado de iconos y botones

Los iconos y botones de Apple en las aplicaciones deben ser todos uniformes, por eso, asegúrate de que los botones de tu aplicación cumplan efectivamente con la apariencia y funcionalidad que deben tener, basándote en un estándar UIButtonBarSystemItem, y familiarízate con las pautas de Apple en su Human Interface.

Mal uso de marcas y logos comerciales

Evita usar marcas o logos comerciales de cualquier tipo en tu aplicación. Eso incluye iconos o dibujos hasta de un iPhone, así que no los uses por ningún motivo. Del mismo modo, no pongas los nombres de las marcas registradas entre las palabras clave de tu aplicación, o serás rechazado de la App Store.

Eso es todo. Si aún así si tu aplicación ha sido rechazada, no es el fin del mundo. Revisa bien tu aplicación y aplícale los cambios que sean necesarios, teniendo en cuenta lo que dicta Apple. Recuerda que Apple te ofrece la posibilidad de que tengas un proceso de revisión acelerado, con el que podrás corregir los errores críticos, o para solucionar problemas de seguridad. Eso sí, no abuses de este servicio, porque puedes ser prohibido de utilizarlo en el futuro.

Fuente: VentureBeat

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Jorge Verastegui - Fecha: 09/02/2013

Lo último en tecnología

Noticias relacionadas Noticias recientes Noticias nacionales
Noticia sobre: Apple, Software

:

: