Steve Jobs quería sortear una visita a Apple al estilo de Willy Wonka

Entre las muchas anécdotas sobre Steve Jobs que son incluidas en el libro de Ken.

Entre las muchas anécdotas sobre Steve Jobs que son incluidas en el libro de Ken Segall, ‘Insanely Simple: The Obsession That Drives Apple’s Success’, una en particular destaca por su visión en el personaje de Jobs. Esta historia se lleva a cabo luego del lanzamiento del iMac original, con ideas de cómo celebrar un millón de ventas del nuevo ordenador.

‘La idea de Steve era hacer un Willy Wonka con él. Al igual que Wonka hizo en la película, Steve quería poner un certificado dorado que representara el millón de iMac dentro de la caja de uno de ellos, y darlo a conocer. Quien abriese la caja iMac con el certificado dorado sería reembolsado el precio de compra y luego sería trasladado en avión a Cupertino, donde él o ella (y, presumiblemente, la familia que lo acompaña) se tomaría un recorrido por el campus de Apple. Steve ya había dado instrucciones a su grupo creativo interno para diseñar un prototipo de certificado dorado, que compartió con nosotros. Sin embargo, Steve quería ir a por todas con la idea y él quería conocer al afortunado ganador en su totalidad con el atuendo de Willy Wonka y todo. Sí, con sombrero de copa y frac’

Esa fue la historia de Steve Jobs y su intento de ser Willy Wonka, debo comentarles que los que estaban en la habitación con Steve se divertían con el entusiasmo de Jobs por la idea, pero no estaban de acuerdo en hacerlo realidad. Afortunadamente para ellos, la ley de California menciona que los sorteos debían permitir la participación de las personas sin necesidad de comprar los equipos, esto le quitó todo lo divertido al asunto, el ganador pudo ser alguien que no era propietario de un iMac ni era fan de Apple, y por eso la idea fue dejada de lado.

Fuente: Mac Rumors

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Meylin Paredes - Fecha: 26/04/2012

Noticia sobre: Apple

:

: