Comer menos durante el embarazo perjudica el desarrollo cerebral del feto

Una nueva investigación ha sugerido que comer menos durante la etapa temprana del embarazo puede.

embarazoUna nueva investigación ha sugerido que comer menos durante la etapa temprana del embarazo puede causar daño cerebral de por vida a un bebé nonato, lo que produce un menor coeficiente intelectual y problemas de comportamiento.

Aunque el estudio se llevó a cabo en animales, los investigadores de la University of Texas Health Science Center dijeron que los resultados mismos son relevantes para los seres humanos.

Dijeron que los primates no humanos utilizados en el laboratorio que comieron menos durante el embarazo desarrollaron problemas de desarrollo en el cerebro del feto.

“Esta es una ventana de tiempo crítica en muchas de las neuronas y es cuando las células de apoyo en el cerebro nacen”, dijo Peter Nathanielsz, uno de los investigadores, en un comunicado.

El equipo comparó dos grupos de madres en la Fundación para la Investigación Biomédica (SFBR), centro de investigación de primates.

A uno de los grupos se le permitió comer tanto como quisieran durante la primera mitad del embarazo, mientras que el otro grupo fue alimentado con un 30% menos.

Ellos encontraron disminución en la formación de las conexiones de la célula a célula, la división celular y la cantidad de factores de crecimiento en los fetos de madres alimentadas con una dieta reducida en la primera mitad del embarazo.

“Hemos encontrado la desregulación de cientos de genes, muchos de los cuales se sabe que son reguladores clave en el crecimiento celular y el desarrollo, lo que indica que la nutrición juega un papel importante durante el desarrollo fetal mediante el control de la maquinaria celular básica”, dijo Laura Cox, una de los científicos SFBR .

Estudios previos han mostrado que la restricción de nutrientes, como en condiciones de hambruna, afecta negativamente el desarrollo cerebral del feto.

Nathanielsz dijo que la deficiencia de nutrientes del feto era un riesgo especial para las madres adolescentes y las mujeres que quedan embarazadas en el futuro.

“Este estudio es una demostración de la importancia de una buena salud materna y de una buena dieta”, dijo el autor principal, Thomas McDonald.

“Es nuestra opinión de que la mala alimentación en el embarazo puede alterar el desarrollo de los órganos fetales, en este caso, del cerebro, de manera que tendrá efectos en la descendencia de por vida, lo que puede reducir el coeficiente intelectual y predisposición a problemas de conducta”, agregó.

El estudio también cuestiona la opinión generalizada de que las madres puedan proteger a sus bebés por nacer de una mala alimentación en el embarazo, dijo.

Los resultados se publicaron en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias.

Fuente: Dnaindia

Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: Jimmy Cueva - Fecha: 19/01/2011

Noticia sobre: Ciencia

:

: