La pregunta que todo innovador debe hacerse

Cualquier innovador desea que sus creaciones sean más rápidas, mejores y/o económicas. Y aquellos que.

innovaciones innovadoresCualquier innovador desea que sus creaciones sean más rápidas, mejores y/o económicas. Y aquellos que logran el éxito frecuentemente llevan el factor de la novedad a nuevos niveles. Pero ciertamente los innovadores que consiguen los resultados más gratificantes son aquellos que comprenden la importancia de hacer la siguiente pregunta:

¿Qué es lo mejor que puede sacar de ti una innovación?

Por ejemplo Facebook quiere que seas alguien que atraiga, gane y administre una red de amigos y conocidos mientras te vuelves más desenvuelto y abierto acerca de tu propia vida.

Google desea que seas alguien que siempre se tome unos momentos para buscar respuestas a las preguntas que surgen en ti y explorar cualquier tema que pueda interesarte. El iPad quiere que seas alguien que pueda tocar e interactuar con tus medios digitales e información donde sea y en cualquier momento. El Kindle quiere que seas un ratón de biblioteca, ávido por leer, anotar y compartir libros, revistas y diversas publicaciones.

Todas las innovaciones originales te piden – y quieren – que abarques una nueva dimensión de tí mismo. y de esa manera hacer de ti algo más.

La “pregunta de la innovación” va más allá de simplemente nombrar la innovación, su objetivo principal busca transformar a los usuarios. Y eso es lo importante. Una innovación simplemente no añade valor. Lo que busca es más bien alterar la percepción y el comportamiento de sus usuarios. El modelo T de producción en masas de Henry Ford logró su mayor impacto en convertir a las personas comunes en conductores. Asimismo, el Toyota Prius por su parte hizo que sus usuarios sean conscientes de los cambios provocados por la contaminación ambiental y tomen parte en la disminución de las emisiones tóxicas dejadas por estos vehículos.

Toda esta inspiración por la “pregunta de la innovación” viene de mano del trabajo de Marshall McLuhan, Harold Innis y Neil Postman – críticos de medios y teóricos que constantemente investigan cómo los cambios en los medios son afectados por patrones de pensamiento.

Por otro lado, enfocar la atención en características y aplicaciones desvía la misión de una innovación. Incluso indicar los malos usos y consecuencias desmerita el poder real e influencia que una innovación pueda tener.

Gente como Steve Jobs presentan estas innovaciones no con el objetivo de que millones compren sus productos y servicios, sino como formas de hacer que las personas puedan ser algo más, algo nuevo, con un sentido diferente sobre cómo utilizar la tecnología para interactuar con el mundo. Es por eso tal vez que les va tan bien. Precisamente por la finalidad que quieren alcanzar a sacar lo mejor de cada uno de nosotros en alguna u otra forma.

Fuente: harvard business review

Noticias relacionadas
Compartir noticia

Imprimir - Enviar a Email

Autor: José Aguirre - Fecha: 10/11/2010

Noticia sobre: Ciencia, Gadgets, Inventos

:

: